“Ganchillo freestyle”: un sinfín de creaciones

Hablemos de ganchillo

El ganchillo ha sido siempre una forma de tejer con lana, cuerdas, hilos o fibras naturales porque no requiere más que una aguja con la punta en forma de anzuelo. No se sabe su origen, se discute entre Suramérica, Arabia, Marruecos o China, pero no se han encontrado agujas de ganchillo en ninguna de las excavaciones, mientras que si se han encontrado agujas para coser en distintas tumbas funerarias en Suramérica. Sin embargo, como es una técnica sencilla de trenzado lo más probable que se utilizara para tejer distintas piezas antes de los primeros registros del S. XVI.

Las primeras referencias y materiales tejidos a ganchillo datan del S. XVI, como un método para crear puntillas y prendas de vestir con un coste menor al de otros métodos artesanales como los tejidos con telares. En Europa se tienen registros de Irlanda y Bélgica de esa época que ha evolucionado hasta los famosos encajes de Brujas actuales. Hay colchas, toquillas, capas o gorros hechos con lana, para protegerse del frío y paños, manteles o cortinas hechas con hilos como elementos decorativos que datan de esa época en Europa y América. Los puntos de ganchillo son sencillos de realizar y lo que confiere mayor o menor dificultad en la realización de una pieza es la combinación de distintos puntos. Con los puntos básicos pueden hacerse piezas muy fáciles combinándolos con puntos más complejas se pueden realizar verdaderas obras de arte.

El ganchillo no necesita más que el material y la aguja y puede practicarse en cualquier lugar y momento, permite la utilización de diferentes materiales y colores

y con los que se pueden confeccionar vestidos, complementos u objetos para la casa, con unos puntos por lo que se ha convertido en una técnica muy popular dentro del creciente movimiento actual Do it yourself. Desde que el movimiento Do it yourself o Hazlo tú mismo surgiera hace ya unos años a través de la iniciativa popular de realizar o arreglar sus objetos por ellos mismos, se han ido agregando a esta moda del autoservicio, diferentes o tendencias y técnicas en torno a esta ética que surgió como un rechazo al capitalismo a ultranza y a la necesidad imperiosa de consumir promovida por las grandes compañías y facilitada por la globalización, que conquistó a miles de adeptos por todo el mundo. Una de estas tendencias se conoce como el “freestyle crochet”, “freeform crochet” o “ganchillo libre”, un movimiento que tiene como objetivo la creación de piezas combinando puntos y colores, desde alfombras a tapicerías o tapices, cortinas o cabecero, broches, bolsos o prendas de vestir con un diseño que depende solo de la imaginación y la capacidad creativa de quien realiza el proyecto.

Ardilla ganchillo - mi regalo diferente

Creatividad en su máxima expresión

Una de las expresiones artísticas que han inundado el mercado en los últimos 5 años ha sido la creación de amigurumis. Los amigurumis, término japonés que en español significa “muñeco tejido” se trata de una moda que tiene su origen en Japón y que consiste en la creación de pequeños muñecos a través de las técnicas del ganchillo o croché. Los y sus patrones han inundado las redes sociales y el mercado de las manualidades con modelos y patrones. Prácticamente existe un patrón para cada animal real o mitológico. El vestido de los animales va tejido formando parte del propio cuerpo, por lo que existen multitud de variaciones de colores y modelos sobre un mismo patrón. Además de animales que era el concepto inicial de amigurumi hoy en día se crean también muñecos y muñecas, parejas de novios, que pueden adornar las tartas nupciales o niños de comunión. Un ejercicio que sin duda trata de exprimir al máximo la creatividad y la imaginación de aquellos que deciden apuntarse a esta tendencia Todo ello ha propiciado el nacimiento de distintos talleres que se dedican a la enseñanza de este peculiar hobby. Unas actividades que no se centran únicamente en la creación de pequeños muñecos, ya que el movimiento del “ganchillo freestyle” pretende abrir la mente de sus seguidores y despertar en ellos nuevas técnicas y formas de crear objetos originales, especiales o de uso diario como bufandas, zapatos, gorras, tapices o cuadros y otro sinfín de utensilios que siempre tendrán un toque especial y personalizado que representará la personalidad y gustos del creador. Los materiales para tejer pueden ser distintos, pero los fundamentales son la lana pura o lanas acrílicas mientras que para su relleno, aunque el más usado es el algodón sintético,   podrás escoger los materiales que más te gusten y se adapten a tu proyecto. Si quieres hacer un proyecto para un bebé deberás utilizar materiales lavables y suaves, como el algodón sintético, mientras que si prefieres hacer un sujeta-puertas deberás rellenarlo con un material pesado como la arena de sílice o de gato. Con todo esto, seguro que estás preparado para dar rienda suelta a la imaginación y elaborar distintos artículos para ti o para regalar. Aprovecha a tu creatividad para hacer regalos personalizados y seguro que se te ocurrirán muchas más opciones, que quizás a nadie se le hayan ocurrido todavía.

Amigurumi ganchillo - mi regalo diferente 

Un regalo diferente

Cuando se acerca el cumpleaños de un amigo o persona importante para nosotros muchas veces no sabemos qué regalo hacer, estamos aburridos de los regalos convencionales que se encuentran en cualquier parte. Por ello, crear tu propio muñeco tejido puede ser la mejor decisión a la hora de hacer un detalle a esa persona especial y si la persona a quien quieres regalar tiene un animal favorito o una mascota, aprovecha la oportunidad. Este artículo contará con un valor único como es tu trabajo y tu esfuerzo en realizarlo, y sobre todo, inspirará una singularidad que le hará único e inimitable. Según la creencia japonesa, un amigurumi contiene vida propia, como una especie de “alma” que se encarga de proteger a su dueño. Sin lugar a dudas, esto supone una nueva manera de hacer regalos y también de demostrar a tus amigos o a tus seres queridos el cariño y la afectividad que sientes por ellos. Ahora que conoces las peculiaridades y posibilidades infinitas que presenta el movimiento “ganchillo freestyle” únete a él y comienza a diseñar tus propias obras.

Deja un comentario