Artesanía étnica comprada en mercadillos

Ollantaytambo: Artesanía étnica comprada en mercadillos

Artesanía étnica hecha con telas

En Mi Regalo Diferente somos unas enamoradas de la artesanía étnica y de los pueblos primitivos, cada vez que viajamos a un país nos encanta asistir a los mercadillos locales o los pueblos en los que los productos artesanos siguen siendo parte de la vida cotidiana.

Nos fascinan tanto los vestidos tradicionales que en América Central y del Sur y África siguen siendo usados en el día a día y los espléndidos vestidos de boda o de fiesta en los que, al contrario de las culturas occidentales en las que domina el blanco para las novias, se combinan telas y colores con abalorios, collares y otros objetos que simbolizan la pureza, la lealtad.

Artesanía étnica

Tanto cuando vamos a Perú o Méjico que hemos visitado en varias ocasiones, nos hemos recorrido los mercadillos locales en los que hemos comprado objetos y telas que luego hemos utilizado para confeccionar bolsos, broches o hacer cuadros,  y  que aunque  inicialmente queríamos ponerlos a la venta en nuestra tienda, muchos de ellos han acabado adornando nuestras casas.

Mercadillos de Chiapas y Ollantaytambo

De los mercadillos que hemos visitado, los que más nos han llamado la atención han sido el de Chiapas en México delante de la Iglesia de San Juan de Chamulas  y el de Ollantaytambo en Perú.

Ambos son mercadillos en los que raramente se ven turistas y en el que la cultura local domina los puestos y el intercambio de mercancías en el que sigue existiendo el trueque. Los agricultores de la zona acuden a comprar comida, ropa o amuletos y venden en ellos sus productos. Hay chamanes o sacerdotes que protegen de los espíritus malignos o los expulsan del cuerpo, utilizan hierbas para curar enfermedades o para favorecer  la fertilidad.

La San Juan de Chamulas es un lugar fascinante en el que se mezclan los ritos paganos y los religiosos católicos  con una convivencia impensable desde nuestra cultura. Está prohibido hacer fotos, pero puede uno pasarse horas observando las personas y familias pidiendo la ayuda o bendición divina. El suelo está cubierto de paja y las familias encienden pequeñas hogueras y velas en las que realizan pequeños sacrificios de animales y que contribuyen a crear el ambiente de misterio que reina en el interior, todo presidido por un altar de la época colonial.  El interior contrasta con el exterior que tiene la típica arquitectura colonial de paredes blancas y cuadradas. 

En el mercadillo de Chiapas , la mayoría de los puestos eran simplemente una manta en el suelo en las que cada persona vendía sus productos o pertenencias. Las mujeres llevaban los bebés a la espalda y los que ya sabían andar correteaban entre los puestos. Nos llamó mucho la atención los amuletos de  muñecas de trapo con bebés que son un símbolo de fertilidad y que, confeccionados por mujeres mayores compraban mujeres jóvenes. 

Los había de distintos tamaños, solas o unidas a otras muñecas, grandes y pequeñas, pero todas tienen en común que están hechas con tela de saco o de lino.

Nos hemos ido trayendo telas y ropajes de los distintos mercados que como te decíamos hemos aprovechado para enmarcar, confeccionar productos nuevos  o  personalizar productos ya elaborados. Si tienes alguna tela étnica que no sabes qué hacer con ella, aquí te presentamos unas cuantas ideas por si te sirven de inspiración. Como son muy coloridas son muy decorativas.

Hemos enmarcado un chaleco de boda típico de la región del Valle del Colca en Perú.

Y cuadros hechos con restos de telas en apliqué y que representan escenas rurales de la vida cotidiana y que son ideales para los cuartos de los niños.

Como tienen personas, animales, granjas y otros elementos son perfectos para contarles cuentos o que jueguen a inventar historias. Si tienes trocitos de telas y eres habilidosa y creativa, ponte a hacer uno de esos cuadros, verás que es muy divertido, puedes hacerlo con tus hijos y nietos y te encantará verlo terminado.

Utilizamos bolsitas que hemos comprado ya hechas para proteger algunos objetos que llevamos en el bolso, la cartera o maleta.  Consideramos que como las telas son gorditas van perfectas para llevar los discos duros externos y cables en la cartera y la maleta y los collares o pendientes o los kleenex. Si tienes alguna bolsa utilízala dan,  un toque especial.

Hemos confeccionado almohadones y bolsos . como las telas ya son decorativas, no hay que hacer nada mas que coserlo o ponerle un fleco o un pompón si quieres darle un toque.

Deja un comentario